Mononucleosis

Mononucleosis

Día a día estamos expuestos a gran cantidad de virus, gérmenes y bacterias que ponen en riesgo nuestra salud, ya sea estando en nuestra casa, trabajo, transporte público, etc, y la mononucleosis a pesar de ser una enfermedad poco común no es la excepción. 

Las enfermedades se dan paso fácilmente por el hecho de entrar en contacto con alguien enfermo, comer algo contaminado o estar en un ambiente insalubre y según sea la enfermedad esta atacará de diversas formas nuestro organismo.

En Mononucleosis.com encontrarás todo lo referente a esta enfermedad que posiblemente muchas personas desconocen, que pueden que la hayan tenido o que la tengan actualmente. Te invitamos a informarte de la mejor manera con este valioso contenido.

¿Qué es la mononucleosis?

 

Que es la mononucleosis

 

La mononucleosis es una enfermedad infecciosa transmitida por el virus que lleva por nombre Epstein-Barr (VEB) y se encuentra asociado con los herpes.

De igual manera es conocida como la enfermedad del beso, ya que su contagio por saliva es una de sus causas más comunes.

Esta patología suele afectar a adolescentes y personas mayores, sin embargo, en niños puede evidenciarse aunque no se le reconozca o se asocie a esta enfermedad fácilmente.

 

Artículos de interés para ti:

 

 

¿Qué causa la mononucleosis?

 

Que causa la mononucleosis

 

Su causa principal se debe al contacto directo con la saliva o mucosas con una persona infectada y el contagio suele afectar principalmente a las glándulas salivales, garganta, hígado y bazo.

 

De las causas más relevantes podemos mencionar las siguientes:

  • Comer con los mismos cubiertos y tomar de la misma pajilla de una persona que esté infectada con el virus.

 

  • Hacer uso del cepillo dental de una persona portadora de la enfermedad.

 

  • Besar en la boca a una persona que ya tenga la enfermedad.

 

  • Estar expuestos a los gérmenes que expulsa la persona infectada mediante estornudos y tos.

 

  • Compartir el uso de almohadas o lencería de cama.

 

Síntomas de la mononucleosis

Como ocurre con todas las enfermedades, nuestro sistema inmunológico se ve afectado cuando padecemos alguna, y nos envía señales de que algo no está bien.

Estas señales son tomadas como causas o síntomas que nos permiten saber qué nos duele o molesta y al mismo tiempo poder dar con el diagnóstico de la enfermedad.

 

Entre los síntomas más comunes de la mononucleosis tenemos:

  • Ganglios linfáticos inflamados.

 

  • Dolor de cabeza y garganta.

 

  • Fiebre.

 

  • Debilidad.

 

  • Pérdida de apetito.

 

  • Agrandamiento del bazo o del hígado.

¡Entérate de los síntomas más importantes de la mononucleosis!

 

 

¿Cómo saber si tengo mononucleosis?

En el caso de los niños los síntomas suelen ser prácticamente nulos y es posible que los padres no se den cuenta de que los más pequeños estén contagiados.

Es importante destacar que la mononucleosis es una enfermedad que puede incubarse entre 30 a 50 días aproximadamente, tanto en niños como en adultos.

Pasado este tiempo y con síntomas ya visibles, es importante visitar a un médico, el cual mediante un chequeo podrá asociar los malestares con la enfermedad. Pero será un examen de sangre lo que indicará si se está en presencia de este virus infeccioso.

 

Artículos sobre la mononucleosis en niños y adultos:

 

 

Recomendaciones para asistir al médico cuando se sospecha tener mononucleosis

Las visitas al médico no deben causar nervios o angustias para ninguna persona, este experto es quién nos puede ayudar cuando nos sentimos mal a nivel de salud o cuando sospechamos de padecer algo anormal.

A medida que pasa el tiempo ya tenemos cierta noción sobre las enfermedades más comunes o al menos eso es lo que se piensa.

A veces no nos damos cuenta o no tenemos conocimiento de que existen enfermedades con síntomas similares y que solemos auto medicarnos pensando que es una simple gripe o un malestar que ya hemos tenido anteriormente. 

Son los exámenes médicos los que nos indican con mayor precisión lo que nos ocurre, y qué es lo que más óptimo para tratar la enfermedad determinada.

 

Sugerencias antes de ir al médico en casos de mononucleosis

Cuando tomamos la iniciativa de asistir al médico debemos estructurar una serie de pasos que nos facilite la visita y nos podamos sentir tranquilos en la consulta médica. Entre esos pasos podemos mencionar los siguientes:

 

  • Debemos hacer una lista de los síntomas que estamos presentando, no podemos dejar ningún malestar fuera de esta, ya que cualquiera puede ayudar al médico para poder indicar que examen realizar para dar con el diagnóstico de la enfermedad.

 

  • Anotar cualquier duda o inquietud que puedas tener. Si recientemente has tenido cambios en tu rutina, puede ser en el ámbito familiar, laboral, deportivo, o incluso si has tenido desórdenes en el sueño puede ser de gran relevancia para que el médico pueda brindarte su ayuda y puedas estar más tranquilo.

 

  • Si te encuentras tomando algún tipo de medicamento, esto incluye vitaminas, hierro, suplementos alimenticios, incluso también si es medicina natural como infusiones o cápsulas, debes decirlo ya que esto puede afectar de igual manera al organismo y el médico debe tener conocimiento de lo que está tomando el paciente.

 

  • Cuando se confirma que es mononucleosis infecciosa debes conocer las precauciones para evitar contagiar al resto de tu familia o personas que conviven a diario contigo. Por eso siempre el médico es el más indicado para sugerir las pautas que el paciente debe seguir para prevenir la propagación del virus.

 

¿Hasta que punto es contagiosa la mononucleosis?

 

Hasta que punto es contagiosa la mononucleosis

 

Algunas personas tienen la idea de que esta enfermedad no se contagia por simplemente catalogarla como una «enfermedad pasajera».

Además porque en la mayoría de los casos ni siquiera tienen conocimiento de tenerla, ya que sus síntomas suelen ser asociados con los de la gripe, alergias y comúnmente muchos ignoran estos malestares.

Pero deben saber que cuando los niños son los portadores del virus, hay una gran posibilidad de que la enfermedad se contagie cuando esté presente la fiebre.

Sin embargo en los adultos los médicos aún no tienen confirmado un tiempo específico de contagio del virus. Aunque es una enfermedad que acostumbra quedarse permanente en el sistema inmunológico y con el pasar del tiempo disminuyen los factores de contagio.

 

Artículo sobre el contagio de la mononucleosis:

 

 

Mononucleosis, ¿Enfermedad del beso?

Es el nombre más tradicional que se le otorga a la mononucleosis infecciosa. Esto se debe a que el método de contagio más común y al mismo tiempo más íntimo es por medio del beso.

Es de conocimiento universal que cuando queremos demostrar afecto a nuestras parejas los besos no se hacen esperar, esto sin pensar que son armas de doble filo, ya que si uno de los dos tiene la enfermedad y no lo sabe, es de fácil contagio para la pareja.

Los síntomas no suelen aparecer de forma inmediata, tardan semanas hasta que los malestares puedan experimentarse.

Las molestias que causan esta enfermedad suelen estar presentes durante aproximadamente unas 8 semanas, sin embargo, el virus es capaz de permanecer en nuestro cuerpo durante un año o más, limitando la posibilidad de tener contacto íntimo con la pareja, es decir, que pasará un tiempo para que puedan estar presente los besos en la boca durante la relación y demostraciones de amor.

 

¿Mononucleosis o Enfermedad del beso? Este vídeo te sacara de dudas:

 

 

Mononucleosis sin fiebre

 

Mononucleosis sin fiebre

 

Al padecer una enfermedad atravesaremos una irregularidad en el sistema inmunológico y a su vez en partes que integran nuestro cuerpo, desencadenando una serie de síntomas o malestares que nos ponen en alerta de estar bajo el ataque de una afección.

También existen enfermedades que sus síntomas suelen ser silenciosos, es decir, no se presentan malestares y por ende no se conoce que se puede estar en presencia de un virus.

En pacientes que en el pasado hayan recibido tratamientos con antibióticos fuertes para combatir virus similares o de mayor gravedad al de la mononucleosis, existe más probabilidades de que no presenten fiebre durante la estadía de este virus.

En este caso se habla de personas de edad adulta o de niños que nacieron con infecciones muy graves y estuvieron hospitalizados durante varios días para ser monitoreados y ver cómo podrían mejorar con el uso de antibióticos. 

Las infecciones fuertes son tratadas con antibióticos vía endovenosa para mayor efectividad. Estos logran conseguir en cierto modo, que el paciente se fortalezca para ser casi inmune a presentar fiebre cuando otro virus entra a su organismo.

Por eso se dan los casos que pacientes con mononucleosis no presentan fiebre, pero cabe recalcar que los demás síntomas si se harán evidentes.

Aunque no se padezca fiebre, esto no impedirá que con estudios médicos se dé con el diagnostico de padecer la llamada «enfermedad del beso».

 

¿La mononucleosis afecta mi garganta?

 

La mononucleosis puede afectar mi garganta

 

La mononucleosis como ya lo hemos mencionado anteriormente, es una enfermedad transmitida a través de un virus de la familia de los herpes.

Como cualquier otro virus este afecta todo nuestro sistema inmunológico, siendo una de las cosas más resaltantes la inflamación de los ganglios linfáticos, causando molestias de manera directa en la garganta y al conjunto de órganos cercanos a ella.

Cuando estos ganglios suelen inflamarse se desencadenan una serie de malestares que nos incomodan y nos restringen de ciertas cosas que hacemos cotidianamente.

Al padecer de ganglios inflamados, es una señal de estar en presencia de infecciones ya sea por mononucleosis u otra, y estas deben ser combatidas de manera inmediata para que no se propaguen al resto del cuerpo.

 

Sugerencias en presencia de problemas en la garganta al contraer mononucleosis

En el caso de que la mononucleosis tenga una incidencia más hacia la zona de la garganta, un médico siempre debe ser el que indique los antibióticos más apropiados para tratar la infección.

Aunque como remedio casero, podemos realizar gárgaras de agua salada para disminuir las molestias ocasionadas, preferiblemente el agua debe estar tibia para que no aumente el dolor y la presión que está ejercida en la garganta.

 

Mononucleosis durante el embarazo

La salud juega un papel fundamental en nuestras vidas. Cuando una mujer se entera que está embarazada se duplican los cuidados ya que importa tanto su bienestar como el del bebé que viene en camino.

Durante el periodo de gestación se evita siempre en lo posible contraer enfermedades, ya que al ingresar un virus al organismo las defensas bajarán y serán vulnerables. 

En el embarazo es un hecho que se toman muchas precauciones, pero cuando ya se está en presencia de alguna enfermedad lo importante es combatirla de la forma más acertada posible.

Cuando se diagnostica mononucleosis en una mujer embarazada se debe principalmente hacer una evaluación completa, es decir, exámenes especiales y estos deben ser aplicados de la misma manera al feto.

Según el tiempo de embarazo, estudios han indicado que las probabilidades de transmitirla al bebé se da ya pasados los 6 meses, ya que es cuando está más formado el mismo.

Aunque no se descarta la posibilidad de transmisión en el tiempo anterior al indicado. A su vez, los médicos han determinado que los niños que durante su gestación las madres fueron contagiadas por el virus de la mononucleosis, están más propensos a padecer de leucemia.

 

¿Estas embarazada y crees tener mononucleosis?, mira esto ahora:

 

¿Cuánto puede durar la mononucleosis?

 

Cuanto puede durar la mononucleosis

 

Cada paciente cuenta con un sistema inmunológico único, por lo cual no se maneja una fecha exacta de duración para quien padece mononucleosis, ya que los síntomas suelen ser de distintas magnitudes en cada individuo.

Unos sufren más de tos que de fiebre, otros más de dolores corporales que de inflamación de ganglios linfáticos, y así con el resto de los síntomas que se manifiestan con la enfermedad.

Cada uno de los síntomas pueden tardar alrededor de unas 3 o 6 semanas, lo que es conocido como un periodo de incubación, este es el tiempo que puede llegar a tardar el virus en fijarse en el organismo.

La mononucleosis es una enfermedad que para unos puede durar de 4 o 6 meses, mientras que otros pueden tenerla durante un periodo de 18 meses, lo cual podría afectar sus actividades cotidianas según cómo puedan ir mejorando sus malestares.

Cuando el virus pasa el periodo de 1 año, ya sus probabilidades de contagio disminuyen y se puede decir que es prácticamente nula.

 

Artículo sobre el tratamiento de la mononucleosis:

 

 

¿Cómo se cura la mononucleosis?

Aunque los médicos han podido indicar que no existen tratamiento establecido para combatir la mononucleosis, ellos han dado a conocer cuales son las recomendaciones para un paciente portador del virus, entre ellas están:

  • Absoluto reposo, esto para combatir la fatiga y la descompensación corporal que sufre el paciente.

 

  • Tomar abundante agua y jugos que puedan curar la infección. La persona infectada deberá mantenerse hidratada.

 

  • El uso de fármacos como los analgésicos que se pueden adquirir fácilmente sin receta médica, serán de gran ayuda para aliviar los dolores corporales que siempre se presentan durante la enfermedad.

 

  • No es recomendable ingerir antibióticos. Sólo si el médico diagnostica otro cuadro infeccioso fuera del virus de la mononucleosis, este podría indicar tomarlos sin que puede traer consecuencias que empeoren la situación del paciente.

 

  • Cuando se presentan dolores de gargantas lo ideal es realizar unas gárgaras con agua salada para contrarrestar esta molestia en casa.

 

Aquí te explicamos como curar la mononucleosis con remedios caseros, RÁPIDO Y FÁCIL:

 

 

¿La mononucleosis puede repetir?

Muchas personas que hayan sido diagnosticadas con el virus de la mononucleosis pueden llegar a padecerla una sola vez, sin embargo pasado meses o años, existe la probabilidad de presentar un cuadro clínico parecido con los mismos síntomas a los de la enfermedad.

La mononucleosis algunas veces puede llegar a desencadenar un afección de gravedad que se le conoce como «infección crónica activa por el virus». Sus síntomas son persistentes y es un cuadro viral que tarda más de lo que normalmente acostumbramos a tener.

Si los síntomas suelen permanecer varios días lo mejor es ir al médico y realizarse los exámenes necesarios. Estos síntomas pueden estar presentes en otras enfermedades virales como la varicela, toxoplasmosis, hepatitis, etc.

Las personas portadoras de VIH/SIDA que hayan tenido mononucleosis en algún momento, son las más propensas a que se les repita la enfermedad ya que no cuentan con buenas defensas inmunológicas.

 

Si quieres aprender más sobre si la mononucleosis puede repetir, este es el vídeo ideal:

 

 

¿Puedo realizar actividades deportivas si tengo mononucleosis?

Aunque cada persona portadora de mononucleosis presenta los malestares de distintas maneas, la fatiga es uno de los síntomas que suele afectar más a quien la padece.

Al estar infectado con el virus las defensas se desvanecen y el paciente se ve descompesado totalmente, dejándolo sin energías para realizar labores de rutina.

En el caso de entrenamientos físicos o prácticas deportivas, se requiere de altos niveles energéticos para poder cumplir con las exigencias que a meriten las actividades, así que si la persona tiene el virus de la mononucleosis es recomendable guardar un reposo por al menos unas 4 semanas.

Sin embargo, como la enfermedad afecta el bazo es importante no hacer grandes esfuerzos físicos, por lo que se considera incorporarse a este tipo de actividades unas 4 semanas después de confirmar que ya no está presente el virus.

¿Que te pareció el post?

Click en la estrella para puntuar el post

Resultados finales 3.8 / 5. Votos contados 9